Drenar y depurar, claves para perder peso.

Drenar y depurar, claves para perder peso.

Cuando decidimos que es hora de perder peso, un error muy frecuente es acudir a las llamadas dietas milagro. Son aquellas que nos prometen que bajaremos esos kilos de más rápidamente, comiendo de mejor o peor forma, pero que supuestamente funcionan. Son muchas: la de la alcachofa, la del pomelo, la del melón, la de la pasta...

Además, la mayoría de esas dietas van acompañadas de una recomendación de tomar suplementos para poder combatir la falta de nutrientes.

¿El resultado? Pues que perdemos kilos, pero no estamos sanos como debiéramos si lo hubiéramos hecho bien. Y ni hablemos del efecto rebote cuando dejamos de seguirlas. Espantoso.

 

 

Tranquilidad

No os vamos a sermonear más sobre lo importante que es comer variado y bien, porque a estas alturas ya debes saberlo, aunque no quieras escucharlo. Y tampoco te vamos a volver a recomendar que hagas algo de ejercicio, que ya está muy dicho. ¿Verdad?

Ahora toca hablar de otro aspecto tan importante como alimentarse bien: depurar y eliminar sobrantes.

Cuando abordamos el problema del sobrepeso siempre tendemos a pensar en las grasas como el único enemigo a batir. Utilizamos los quemagrasas como complementos para acelerar el proceso metabólico por el que desaparecen, pero hay un tema que descuidamos y que, en muchas ocasiones, va a suponer que consigamos o no nuestro objetivo.

¿Eres de esas personas que has empezado a comer bien, a hacer un poquito de ejercicio y has tomado quemagrasas, pero pese a perder peso, te sigues viendo el vientre un poco hinchado? Pues enhorabuena, porque entonces solamente te falta cambiar de estrategia justo ahora para terminar la historia con final feliz.

 

Drenar y depurar

Piensa que nuestro cuerpo produce toxinas de forma natural y, para más inri, le metemos más con la alimentación convencional. No es de extrañar que tanto el hígado y el riñón se saturen y comiencen a funcionar deficitariamente. Así pues, las toxinas se empiezan a acumular en el tejido graso, articulaciones y otros lugares del organismo, dando lugar a que no nos sintamos del todo bien y tengamos molestias tales como digestiones pesadas, dolores de cabeza, etc.

Por otro lado, si nuestro organismo retiene líquidos, será una pena el esfuerzo invertido en cambiar de hábitos de alimentación y, pese a que ahora comeremos mucho mejor y más sano, el objetivo principal de perder peso y vernos con esa figura que deseamos, no será conseguido.

 

¿Hay solución?

Afortunadamente.. claro!

Te dejamos algunos productos más abajo para que veas cómo.

 

¿Te gustó el artículo? Pues ahora puedes enterarte de nuestras nuevas publicaciones siguiéndonos en Facebook. Te llevamos y le das al ME GUSTA? Es un momentico ^^ AQUI


 

 

Publicado el 31/07/2013 por María José Perder peso 0 3931

Dejar un comentarioLeave a Reply

Ant.
Sig.

Sin productos

Por deterinar Envío
0,00 € IVA
0,00 € Total

Precios con IVA

Ir a la caja